Grandes mujeres de la historia

Hoy en nuestro blog os queremos presentar a estas maravillosas mujeres que marcaron un antes y un después en nuestra historia.

Marie Curie fue pura lucha. Tuvo que superar muchas barreras para poder dedicarse a su verdadera pasión, la ciencia, ya que en su Polonia natal las mujeres no podían ir a la universidad. 

Nunca patentó sus descubrimientos, entre ellos el proceso de aisamiento del radio, dejándolo a disposición de la comunidad científica. En 1893 acabó Física en la Universidad de la Soborna, París, número uno de su promoción. Un año después, conoció al que fue su marido, Pierre Curie, otro científico vocacional con el que se casó en 1895. En 1906, Pierre murió atropellado por un coche de caballos. 

Marie Curie continuó con su trabajo y heredó la cátedra de su marido en la Soborna. En 1911 fue la primera mujer en ganar el Nobel de Química, compartido con su marido, por sus investigaciones sobre los elementos radiactivos. 

Frida Khalo fue una gran pintora mexicana. Con sus obras creó un estilo propio y personal, muy sensible, derivado de sus sentimientos y momentos que marcaron su vida. Su obra refleja su vida, sus dolencias, su tormentoso matrimonio con Diego Rivera, sus ideales comunistas y su concepción de la mujer.

Sus pinturas hicieron que elementos populares mexicanos recorrieran todo el mundo. El amplio conocimiento que tenía sobre la cultura de su país le inspiraba en todos los sentidos. 

 

Hipatia de Alejandría fue una de las primeras científicas de las que hay referencia. Maestra de prestigio en la escuela neoplatónica, realizó importantes contribuciones a la ciencia en los campos de las matemáticas y la astronomía, al igual que a la Literatura. 

Murió en un brutal asesinato, aunque, a día de hoy, se desconoce a ciencia cierta la edad con la que murió. La principal fuente de información que se dispone de ella son los escritos de sus discípulos. La leyenda que hay sobre la persona de Hipatia hace que en ocasiones se hayan mezclado los datos verídicos con las licencias poéticas. 

Emmeline Pankhurst fue la fundadora de la Liga en Favor del Derecho al Voto de la Mujer, de la Unión Política y Social de las Mujeres y del Partido de las Mujeres, y una de las pioneras del movimiento sufragista europeo. A principios del siglo XX se convirtió en una voz muy escuchada en la asfixiante Inglaterra victoriana. En la actualidad es considerada una figura clave en la historia de la democracia. 

En 1928, el Parlamento británico aprobó el derecho de voto de la mujer, iniciativa a la que Pankhurst dedicó su vida. 

Dian Fossey es conocida por su vivencia con los gorilas en las montañas, pero antes de eso luchó fervientemente por atraer la atención sobre la cifra de gorilas que estaban desapareciendo. Segura de que la especie estaba al borde de la extinción, adoptó un enfoque más temerario en cuanto a la comunicación del problema y la conservación de la especie. Muchos piensan que este pudo ser el motivo de su asesinato en 1985. Sin embargo, fue esta gran dedicación hacia la especie la que ayudó a revivir a los gorilas. 

Amelia Earhart fue la primera mujer que atravesó el Atlántico en solitario un 20 de mayo de 1932. En 1921 juntó todos sus ahorros y se apuntó a las clases de otra pionera, Neta Snook, la primera mujer en tener su propio negocio de aviación, y se compró un aeroplano amarillo de segunda mano al que apodó El Canario. En 1923 consiguió la licencia de la Federación Aeronáutica Internacional, en el mundo sólo había 15 mujeres con ese título.

Virginia Woolf es considerada una de las escritoras más importantes del siglo XX. Su técnica narrativa del monólogo interior y su estilo poético destacan como las contribuciones más importantes a la novela moderna. La publicación de sus cartas, ensayos y diarios una vez fallecida  han significado un legado muy valioso tanto para los futuros escritores como para lectores que buscan obras que se salgan de lo convencional.

Audrey Hepburn fue una de las actrices más icónicas del siglo XX. Su carrera en el cine comenzó modestamente con papeles pequeños hasta que en 1951 fue elegida para protagonizar el musical Gigi, que le permitió ganar el Theatre World Award. El papel que le catapultaría a la fama sería el de protagonista en Vacaciones en Roma, de 1953. Durante los años siguientes combinó una exitosa carrera en el teatro con más papeles en films de culto, como Desayuno con diamantes, o My Fair Lady…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *