¿Cómo hacer una cruz para el 3 de mayo en casa?

Cada 3 de mayo, desde el siglo XVII aproximadamente, Granada se tiñe de una de las fiestas más populares de todo el año en Andalucía y de las que más se disfruta, aunque también podemos verlas en el resto de España y Latinoamérica de manera menos frecuente. Denominada correctamente como Invención de la Santa Cruz, y popularmente conocida por todos los ciudadanos como las famosas Cruces de Mayo.

En este día las calles, los patios, las plazas, y algunos escaparates de pequeños y grandes comercios se llenan de cruces con altares religiosos que normalmente están rodeados de clavales y rosas, sobretodo en los barrios de el Albaicín y el Realejo. Habitualmente, los colegios, ayuntamientos y las cofradías compiten de manera “sana” y “divertida” por ver quien tiene la mejor cruz, captar así todas las miradas de los que vayan paseando y conseguir llevarse el premio que ofrece el propio ayuntamiento para alimentar a que la tradición continúe cada año.

Se dice que el verdadero origen de esta tradición pagana y cristiana está en conmemorar “el hallazgo por parte de Santa Elena, madre del emperador Constantino, de la verdadera cruz de Jesucristo en su peregrinación a Jerusalén.” Y​ al tratarse de una fiesta relacionada con “la pasión de Cristo, su cruz, será de color rojo.”

Además, en las cruces de mayo en Granada es común encontrarse a niños y mayores vestidos con trajes flamencos recorriendo cada cruz por toda la ciudad.

Bien, pues vamos a contarles cómo hacer estas cruces de las que tanto hablamos para estrenar en casa este 3 de mayo con la familia.

Lo primero que hay que tener en cuenta es qué tamaño queremos para nuestra cruz. Si se trata de un tamaño normal o pequeño podemos utilizar cualquiera de las cajas que haya por casa, o bien de madera, o bien de cartón. Si sabemos que vamos a querer una cruz grande, también podemos utilizar estos materiales, pero se entiende que requeriremos de más tiempo para ir buscándolos con antelación por cuestiones de medidas del largo de la cruz.

¡Una vez tengamos claro esto, vamos a pasar a la acción!… Se trata de que seamos capaces de desarrollar nuestro lado más creativo, en familia o bien solos, con quien estés viviendo estos días de confinamiento. Es un muy importante tener en cuenta en estos momentos que consideramos oportuna cualquier actividad que nos pueda distraer un poco de nuestra rutina diaria.

Los materiales que vamos a necesitar serán en función de la temática que tú hayas elegido, pero nombraremos lo fundamental.

Nosotros haremos una cruz de tamaño normal y pondremos las medidas a continuación por si os sirve de ejemplo:

  • Regla y lápiz para medir el cartón o madera que se vaya a utilizar. Es importante recordar que, si vas a utilizar cartón para hacer tu cruz, sería una idea genial que hagas doble capa, o incluso triple, para que consigamos que quede firme y no se rompa o doble con facilidad.
  • Cualquier tipo de pegamento; cola blanca, cinta adhesiva, pegamento de barra, pistola de silicona, etc.
  • Claveles y rosas, y a falta de ellos, cualquier flor nos puede servir.
  • Pinturas de color rojo, verde, blanco, o amarillo. A preferir, tienen que ser colores llamativos, pero en realidad, basta con los colores que tengas por casa… A falta de pinturas: rotuladores o lápices de colores.
  • Para hacerle el altar o la base en donde pueda mantenerse firme, podemos utilizar cajas de cualquier producto, de zapatos, o de frutas (estas son de madera y son la mejor opción).

Bien, pues ahora tenemos que recortar cada parte con sus respectivas medidas para pegarlas luego. Una vez tengamos todos la cruz hecha, unida y pegada correctamente, dejamos secar un rato el pegamento (por si acaso), y empezaremos a jugar con estos materiales de la manera más creativa que podamos. Te recomendamos utilizar mucho las flores y los clavales e ir inventando con eso, puesto que tradicionalmente es como siempre se ven las cruces. Si miramos en Internet, o en la red social Pinterest, podemos encontrar miles de ideas increíbles para decorar y dejarnos llevar.

Lo más importante de esto es que logres sentirte satisfecho con lo obtenido. Da igual el resultado que consigas en cierta manera, porque como hemos dicho anteriormente, simplemente estamos haciendo esto por distraernos, por hacer actividades creativas, sobretodo si tenemos niños en casa o, aunque seamos más mayores. Al menos sabremos que desde casa y sin salir a la calle para visitar cruz por cruz, podremos celebrar esta maravillosa fiesta acompañándola de una buena comida casera, y refrescos.

Desde Tejidos Alberto, queremos recordarles que, en estos momentos de lucha, intentamos acompañarlos y estar lo más cerca posible de vosotros, aunque sea a la distancia. No obstante, estamos en las últimas fases de esta crisis que pronto conseguiremos superar. Agradecemos a todos por vuestra comprensión.

“No es la más inteligente de las especies la que sobrevive ni la más fuerte, sino la que sabe adaptarse al cambio.”